HORIZONTES LABORALES EN LA ENERGÍA FOTOVOLTAICA

España se encuentra entre los primeros países en la creación de puestos de trabajo en el sector de la energía eólica aunque todavía le queda mucho para llegar a ser uno de los principales países en la generación de puestos de trabajo estables en el sector de la energía fotovoltaica.

La asociación Española de Energías Renovables , publica que en el año 2019 se produjo un nuevo record en cuanto a la exportación de energía renovable más de 4500 millones de euros aportando al producto interior bruto del país casi un 1% .

La energía solar fotovoltaica creo 13.300 empleos por detrás de la energía eólica con cerca de 22000 empleos y la biomasa en primer lugar con más de 32.000 como principal sector empleador.

El creciente auge de las instalaciones fotovoltaicas crean un panorama esperanzador en la formación profesional, provocando el desarrollo curricular y la instrucción de nuevos profesores para formar a nuevos empleados .

Cada vez más sectores tras el COVID-19 se ven obligados a reconvertirse  profesionalmente siendo el sector de las energías renovables uno de los más prósperos.

La aprobación, el pasado mes de abril , de la nueva normativa nacional de autoconsumo fotovoltaico ha puesto fin a las tasas al autoconsumo de energía solar y ha traído consigo la puesta en marcha, en el mes de de marzo, de un sistema de retribución que compensará a los usuarios por el excedente de energía que viertan en la red eléctrica. El nuevo escenario ha generado también importantes expectativas en volumen de instalaciones (entre los 60 y 80 gigavatios hasta 2030) y unas estimaciones de empleo cercanas a los 40.000 puestos de trabajo sólo en este año